REGLAS DE COMPETICION




Artículo 6: El reloj de ajedrez

6.1. El "reloj de ajedrez" es un reloj con dos indicadores de tiempo, conectados entre 
sí de tal manera que solo uno de ellos puede correr a la vez. 
En las Leyes del Ajedrez, el "reloj" se refiere a uno de los dos indicadores de 
tiempo. 
La "bandera caída" significa el fin del tiempo asignado para un jugador. 

6.2. 
a. Cuando se usa un reloj de ajedrez, cada jugador debe efectuar un cierto número 
de jugadas, ó todas ellas, en un período de tiempo asignado; ó puede asignarse una cantidad de tiempo adicional después de cada jugada. Todo esto debe estar establecido con anticipación. 
b. El tiempo ahorrado por un jugador durante un periodo se adiciona a su tiempo 
disponible para el próximo periodo, excepto en el modo "tiempo de retraso".
En la modalidad "tiempo de retraso" ambos jugadores reciben adicionalmente 
un "tiempo principal para pensar". Cada jugador recibe un "tiempo extra fijo" con 
cada jugada. El conteo regresivo del tiempo principal comienza después de que 
el tiempo fijo ha terminado. Siempre que el jugador detenga su reloj antes de la 
finalización del tiempo fijado, el tiempo principal para pensar no cambia, 
independientemente del tiempo fijo usado.

6.3. Cada indicador de tiempo tiene una "bandera". Inmediatamente después que ha 
caído la bandera, los requisitos del Artículo 6.2 (a) deben ser verificados. 

6.4. Antes del inicio de la partida, el árbitro decide dónde se coloca el reloj de 
ajedrez. 

6.5. A la hora señalada para el comienzo de la partida, el reloj del jugador que tiene 
las piezas blancas se pondrá en marcha.

6.6. Si ninguno de los jugadores se encuentra presente al inicio de la partida, al 
jugador que tiene las piezas blancas le será cargado todo el tiempo hasta que él se presente; a menos que reglas específicas de la competición o el árbitro, decidan de otro modo.

6.7 El jugador que se presenta ante el tablero de ajedrez con una hora de atraso con 
respecto al horario programado para el comienzo de la sesión, perderá la partida a menos que reglas específicas de la competición o el árbitro, decidan de otro modo.

6.8. 
a. Durante la partida cada jugador, habiendo hecho su jugada sobre el tablero, detendrá su propio reloj con lo que accionará el reloj de su oponente. Un jugador debe siempre poder detener su reloj. Su jugada no se considerará terminada hasta que el jugador no haya detenido su reloj, a menos que la jugada realizada termine la partida. (Ver Artículos 5.1 y 5.2).
El tiempo que media entre la realización de la jugada en el tablero y la 
detención del reloj es considerado como parte del tiempo asignado al 
jugador.
b. Un jugador debe detener su reloj con la misma mano con la que hizo la 
jugada. Está prohibido mantener el dedo sobre el botón ó cubrirlo de 
cualquier manera.
c. Los jugadores deben manipular el reloj de ajedrez de manera apropiada. Está 
prohibido golpearlo fuertemente, levantarlo, o voltearlo. El manejo 
inapropiado del reloj será penalizado de acuerdo con el Artículo 13.4.
d. Si un jugador está imposibilitado para usar el reloj, un asistente, quien será 
aceptado por el árbitro, podrá ser provisto por el jugador para realizar esta 
operación. Los relojes serán ajustados por el árbitro de forma equitativa. 

6.9. Se considera que una bandera ha caído cuando el árbitro observa el hecho ó 
cuando uno de los jugadores hace un reclamo válido en ese sentido.

6.10 Excepto donde se aplique uno de los Artículos 5.2 (a), (b) y (c), si un jugador no completa el número prescrito de jugadas en el tiempo asignado, éste pierde la partida. Sin embargo, la partida es tablas si la posición es tal que el oponente no puede dar jaque mate al rey del adversario con cualquiera por cualquier serie de posibles de jugadas legales (aún con el más inexperto contrajuego).

6.11 La información obtenida a través del reloj se considera definitiva siempre que 
no existan defectos evidentes. Un reloj de ajedrez evidentemente defectuoso deberá ser reemplazado. El árbitro deberá usar su mejor criterio para determinar los tiempos que se indicarán en el reloj de reemplazo.

6.12 Si ambas banderas han caído y es imposible establecer cual bandera cayó 
primero, la partida debe continuar.

6.13 
a. Si fuera necesario interrumpir la partida, el árbitro deberá detener los 
relojes.
b. Un jugador puede detener los relojes solo para solicitar la asistencia del 
árbitro; por ejemplo, cuando se ha realizado una promoción y la pieza 
requerida no se encuentra disponible.
c. En cualquier caso, el árbitro decide cuándo se reanudará la partida.
d. Si un jugador detiene el reloj para solicitar la asistencia del árbitro, el 
árbitro determinará si el jugador tiene alguna razón válida para hacer eso. Es obvio que el jugador que carezca de razón válida para detener el reloj, deberá ser penalizado de acuerdo a lo establecido en el Artículo 13.4.

6.14. Si ocurre una irregularidad y/o las piezas deben ser reubicadas en una 
posición anterior, el árbitro usará su mejor criterio para determinar los tiempos que se indicarán en el reloj. Igualmente podrá, de considerarlo necesario, ajustar el contador de jugadas del reloj.

6.15. Está permitido que en la sala de juego haya pantallas, monitores, ó 
tableros que muestren una posición actualizada sobre el tablero, las jugadas, el número de jugadas realizadas y relojes que también muestren el número de jugadas. Sin embargo, el jugador no puede efectuar un reclamo fundamentado en cosa alguna mostrada de esta manera.

Artículo 7: Irregularidades

7.1. 
a. Si durante la partida se verifica que la posición inicial de las piezas 
era incorrecta, la partida será anulada y se jugará una nueva.
b. Si durante una partida se verifica que el único error es que el tablero 
se colocó contrario a lo establecido en el Artículo 2.1, la posición existente se transferirá a un tablero correctamente colocado y se continuará la partida.

7.2. Si una partida comienza con los colores invertidos deberá continuarse, a 
menos que el árbitro decida de otra manera. 

7.3. Si un jugador desplaza una o más piezas, deberá restablecer la posición 
correcta con su propio tiempo. Si fuera necesario, cualquiera de los jugadores podrá detener el reloj y solicitar la presencia del árbitro. El árbitro podrá penalizar al jugador que desplazó las piezas. 

7.4. 
a. Si durante una partida se verifica que una jugada ilegal ha sido hecha, ó que las piezas fueron desplazadas de sus casillas, se restablecerá la posición existente inmediatamente antes de que se produjera la irregularidad. Si la posición, inmediatamente anterior a la irregularidad, no pudiera determinarse, se continuará la partida desde la última posición identificable, anterior a la irregularidad, que se pueda determinar. Los relojes pueden ser ajustados de acuerdo al Artículo 6.14. El Artículo 4.3 se aplica a la jugada reemplazante de la que se derive de la jugada ilegal. La partida continuará a partir de la posición restablecida.
b. Después de la acción realizada bajo el Artículo 7.4 (a), para las dos  primeras jugadas ilegales hechas por un jugador el árbitro otorgará dos minutos de tiempo extra a su oponente en cada oportunidad; para  una tercera jugada ilegal hecha por el mismo jugador, el árbitro 
declarará el juego perdido para ese jugador.

7.5. 
Si durante una partida se verifica que las piezas han sido desplazadas de sus  casillas, la posición alcanzada antes de la irregularidad deberá ser reestablecida. 
Si la posición inmediatamente antes de la irregularidad no puede ser  identificada, la partida continuará desde la última posición identificable  previa a la irregularidad. Los relojes deberán ajustarse de acuerdo al Artículo  6.14. La partida deberá continuar desde la posición restablecida.

Artículo 8: La anotación de las jugadas

8.1. Durante el curso de la partida cada jugador tiene la obligación de anotar sus propias jugadas y las de su oponente de una manera correcta, jugada tras jugada, tan claro y legible como sea posible en notación algebraica (Apéndice E), en la planilla dispuesta para la competencia.
Un jugador, si así lo desea, podrá responder a la jugada de su rival antes de anotarla. El debe anotar su jugada previa antes de efectuar otra. Ambos jugadores deben anotar la oferta de tablas en su planilla. (E. 12)

Si un jugador es incapaz de escribir su anotación, una cantidad de tiempo, determinada por el árbitro, podrá ser deducida de su tiempo asignado desde el comienzo del juego. Si un jugador está incapacitado para usar el reloj, un asistente, debidamente autorizado por el árbitro, deberá ser provisto por el jugador para realizar dicha operación. Los relojes deberán ser ajustados por el árbitro de una forma equitativa.

8.2. La planilla deberá estar visible al árbitro en todo momento, durante la partida. 

8.3. Las planillas son propiedad de los organizadores del evento.

8.4. Si un jugador dispone de menos de cinco minutos en su reloj y no tiene un 
tiempo adicional de 30 segundos o más adicionados a cada jugada, no está obligado a cumplir los requerimientos del Artículo 8.1.
Inmediatamente después que una bandera haya caído, el jugador deberá actualizar su planilla justo antes de que realice una nueva jugada sobre el tablero.

8.5. 
a. Si de acuerdo con el Artículo 8.4 ninguno de los jugadores puede anotar sus 
jugadas, el árbitro ó un asistente procurará estar presente y registrar las 
anotaciones. En este caso, inmediatamente después de caída una bandera, el 
árbitro detendrá los relojes. Entonces ambos jugadores actualizarán sus 
planillas, usando la planilla del árbitro ó del oponente.
b. Si solamente uno de los jugadores, de acuerdo con el Artículo 8.4, quien no 
puede anotar sus jugadas, él deberá actualizar su planilla inmediatamente 
después de caída una bandera y antes de mover una pieza sobre el tablero. 
Siempre que tenga el turno para mover puede usar la planilla de su rival, 
pero deberá retornarla antes de hacer una jugada. 
c. Si no se dispone de una planilla completa, los jugadores deberán reconstruir 
la partida en otro tablero bajo el control del árbitro ó de un asistente. Antes 
de comenzar la reconstrucción, él anotará primero la posición actual de la 
partida, el tiempo en el reloj y el número de jugadas hechas, si esta 
información está disponible, antes de que la reconstrucción tenga lugar. 

8.6. Si las planillas no pueden ser actualizadas demostrando que un jugador ha 
excedido el tiempo asignado, la próxima jugada se considerará como la primera jugada del siguiente período de tiempo, a menos que haya evidencia que se hicieron más jugadas.

8.7. Al terminar la partida ambos jugadores deberán firmar ambas planillas, 
indicando el resultado de la misma. Aunque fuera incorrecto, el resultado se 
mantendrá, a menos que el árbitro decida de otra manera. 

Artículo 9: La partida tablas

9.1. 
a. Un jugador puede proponer tablas después de efectuar una jugada sobre el tablero y antes de accionar su reloj y poner en marcha el reloj del contrario. Una oferta en cualquier otro momento de la partida es también valida, pero el Artículo 12.5 debe ser tomado en consideración. El ofrecimiento de tablas es incondicional. En ambos casos el ofrecimiento no puede retirarse y es válido hasta que el oponente lo acepte, rechace oralmente, rechace haciendo una jugada con la intensión de mover o capturar, ó si la partida termina de algún otro modo.
b. El ofrecimiento de tablas deberá ser anotado por cada jugador en sus planillas con un símbolo (Ver Apéndice E).
c. Una reclamación de tablas bajo los Artículos 9.2, 9.3 o 10.2 será considerada como una oferta de tablas.

9.2. La partida es tablas, bajo un reclamo correcto por el jugador a quien le corresponda jugar secuencialmente, cuando se produce la misma posición, por tercera vez (no necesariamente por repetición de movimientos):
a. va a producirse, si el primer jugador escribe la jugada en su planilla y declara al árbitro su intención de hacer esa jugada; ó
b. acaba de producirse y al jugador que reclama tablas le corresponde jugar.

Las posiciones descritas en (a) y (b) son consideradas las mismas, si al mismo jugador le toca mover y si las piezas de la misma clase y color ocupan las mismas casillas, y los posibles movimientos de todas las piezas de ambos jugadores son los mismos.

Las posiciones no son iguales si un peón que pudiera haber sido capturado al paso, no puede ya ser capturado o si el derecho a enrocar ha cambiado de manera temporal o permanentemente.

9.3. La partida será tablas, ante el reclamo de un jugador al que le toca mover, si:
a. él escribe en su planilla y declara al árbitro su intención de hacer una jugada 
con la que resultará que en las últimas 50 jugadas de cada jugador no hubo 
movimiento de alguno de los peones ó no existió captura de pieza alguna.
b. las ultimas 50 jugadas consecutivas efectuadas por cada jugador no hubo 
movimiento de peón alguno ni captura de alguna pieza, ó, 

9.4. Si un jugador hace una jugada sin haber reclamado tablas de acuerdo con los Artículos 9.2 o 9.3 pierde, en esa jugada, el derecho al reclamo.

9.5. Si un jugador reclama tablas sobre la base de los Artículos 9.2 o 9.3, debe inmediatamente detener ambos relojes. El no podrá retirar su reclamo de tablas.
a. Si el reclamo es correcto la partida será tablas de inmediato. 
b. Si el reclamo es incorrecto, el árbitro agregará tres minutos al tiempo 
remanente del oponente. Adicionalmente, si el reclamante tiene más de dos minutos en su reloj, el árbitro deberá deducir la mitad del tiempo remanente del reclamante hasta un máximo de tres minutos. Si el reclamante tiene más de uno pero menos de dos minutos, su tiempo remanente será de un minuto. Si el reclamante tiene solo un minuto, el árbitro no hará ningún ajuste en el reloj del reclamante. Entonces, el juego continuará y la jugada propuesta deberá ser hecha. 

9.6. La partida es tablas cuando se llega a una posición desde la que es imposible dar jaque mate con cualquier serie posible de jugadas legales, aún considerando un juego inexperto. Esto termina inmediatamente la partida.

Artículo 10: Juego rápido a "finish".

10.1. El "juego a finish" se produce en la última fase de una partida, cuando todas las jugadas restantes deben ser hechas en un tiempo limitado.

10.2. Si a un jugador, tocándole jugar, tiene menos de dos minutos en su reloj, debe reclamar tablas antes que caiga su bandera. El deberá detener los relojes y convocar al árbitro.
a. Si el árbitro está convencido que de el rival no se esfuerza por ganar la partida por medios normales, ó que no es posible ganar por medios normales, declarará tablas la partida. De otra manera, postergará su decisión o rechazará el reclamo.
b. Si el árbitro posterga su decisión, pueden ser adjudicados dos minutos extras
al rival y la partida continuará en presencia de un árbitro, si fuera posible. El 
árbitro declarará el resultado final de la partida después que una bandera 
haya caído.
c. Si el árbitro ha rechazado el reclamo, al oponente le serán adjudicados dos 
minutos extras en su tiempo de reflexión. 
d. La decisión del árbitro estará finalmente relacionada con lo establecido en el
Artículo 10 a, b, c.

10.3 Si ambas banderas han caído y es imposible establecer cual cayó primero, la 
partida es tablas.

Artículo 11: Puntuación.

11.1. A menos que sea anunciada otra cosa, el jugador que gana su partida, o gana por forfeit, recibe un punto (1), el que pierde su partida, o por forfeit, no recibe puntos (0) y el jugador que empata su partida recibe medio punto (1/2).

Artículo 12: La conducta de los jugadores.

12.1 Los jugadores no tomarán acción alguna que desprestigie el juego del ajedrez.

12.2. Durante las partidas los jugadores tienen prohibido utilizar notas, fuentes de información, aconsejar, ó analizar en otro tablero.
La planilla se usará solamente para anotar las jugadas, el tiempo de los relojes, el ofrecimiento de tablas y motivos relativos a un reclamo.

12.3. Los jugadores que hayan terminado sus partidas, serán considerados como espectadores.

12.4. No se permite a los jugadores dejar el "lugar de juego" sin la autorización del árbitro. El lugar de juego se define como el área de juego, los sanitarios, el área de refrigerios, el área especial para fumadores y otros lugares indicados por el árbitro. Al jugador que le corresponde mover no le está permitido dejar el "área de juego", sin el permiso del árbitro.

12.5. Esta prohibido distraer y molestar al rival de cualquier manera. Esto incluye un persistente ofrecimiento de tablas.

12.6. Las infracciones a algunas de las partes de los Artículos 12.1 al 12.5 se penalizarán de acuerdo con el Artículo 13.4.

12.7. Pierde la partida el jugador que persistentemente se rehusa a cumplir con las Leyes del Ajedrez. El árbitro decidirá la puntuación del rival.

12.8. La partida se declarará perdida por ambos jugadores si ambos incurren en lo establecido en el Artículo 12.7.

Artículo 13: La función del árbitro (ver Prefacio).

13.1. El árbitro velará por el estricto cumplimiento de las Leyes del Ajedrez.

13.2. El árbitro actuará en el mejor interés de la competencia. Asegurará que se mantenga un buen ambiente de juego y que los jugadores no sean molestados. También supervisará el desarrollo de la competencia.

13.3. El árbitro presenciará las partidas, especialmente cuando los jugadores estén apurados de tiempo, hará cumplir las decisiones que tome e impondrá sanciones a los jugadores cuando corresponda.

13.4. Las sanciones que el árbitro puede imponer incluyen: 

a. una advertencia; 
b. incremento en el tiempo restante del rival del infractor, 
c. reducción en el tiempo restante del infractor, 
d. declarar la partida perdida, 
e. reduciendo los puntos anotados en un juego por parte de la parte ofensora,
f. incremento en los puntos anotados en una partida por el oponente al máximo 
disponible por el juego,
g. expulsión del evento.

13.5. El árbitro puede adjudicar un tiempo adicional, a uno ó a ambos jugadores, ante eventuales molestias externas a la partida. 

13.6. El árbitro no debe intervenir en la partida excepto en los casos descritos por la Leyes del Ajedrez. El no indicará el número de jugadas realizadas, excepto en caso de aplicación del Artículo 8.5, cuando al menos uno de los jugadores ha usado todo su tiempo. El árbitro se abstendrá de informar a un jugador que su rival ha completado una jugada.

13.7. Los espectadores y jugadores de otras partidas no pueden hablar ni interferir de manera alguna en una partida. Si es necesario, el árbitro puede expulsar a los infractores de la sala de juego.

Artículo 14: FIDE

14.1 Las federaciones afiliadas pueden pedir a la FIDE que tome decisiones oficiales sobre problemas relativos a las Leyes del Ajedrez.